top of page

Fondo Naturaleza Chile: conservación de nuestra biodiversidad en los territorios



Columna de Bárbara Saavedra y Eugenio Rengifo,

Fondo Naturaleza Chile




Las crisis globales de pérdida de biodiversidad se materializan en los territorios e impactan el bienestar de comunidades en todo el planeta, incluyendo Chile. Es justamente la degradación de la naturaleza, y la consecuente merma de sus contribuciones a la sociedad, la que paradojalmente se constata cuando se pierde la diversidad biológica. Es el caso de la capacidad de proveer y purificar agua que resulta de la degradación de humedales, fenómeno que ha afectado al 85% de estos ecosistemas a nivel global. O la pérdida de la capacidad de producir alimentos cuando se degrada el suelo, fenómeno que en Chile afecta a más del 50% de los suelos. O la pérdida de productividad pesquera cuando se dañan los ecosistemas marinos por sobreexplotación por ejemplo, fenómeno que en Chile afecta al 67% de las pesquerías. Asimismo, la desaparición de ecosistemas de bosques terrestres, bosques marinos, desecación de humedales, y disminución de estepas redunda en la liberación de masivas cantidades de gases efecto invernadero, agravando de manera impensable los problemas asociados al cambio climático.


Existe consenso global sobre la necesidad de una acción urgente y efectiva para revertir estos procesos de pérdida de biodiversidad lo que requiere activar procesos de conservación efectiva en los territorios. En el caso de Chile esta urgencia se agrava por dos motivos: el primero tiene relación con los altos niveles de degradación de nuestra naturaleza, reflejados por ejemplo en que el 50% de los ecosistemas nacionales presentan avanzado estado de deterioro o amenaza, fenómeno que se replica cuando se constata que el 62,4% de las especies chilenas evaluadas a la fecha se encuentran bajo amenaza de extinción o son vulnerables a ella. El segundo es que nuestra fuente primaria de riqueza proviene de la biodiversidad, de la cual extraemos una serie de recursos naturales que comercializamos a escala global. La biodiversidad chilena es el capital natural que sostiene toda esta industria y su degradación será también la degradación de nuestra economía, con impacto en bienestar social.


La tarea de conservación de nuestra biodiversidad es un pilar para la sustentabilidad y el bienestar actual y futuro de Chile. Lamentablemente esta tarea aún no se ha reconocido en profundidad, lo que se refleja en el casi nulo financiamiento en conservación, y que nos posiciona en el triste récord de ser uno de los 10 países en el mundo que menos invierte en la conservación de su activo natural.


Ante esta urgencia, la sociedad civil en alianza con el Estado han reunido esfuerzos para crear el Fondo Naturaleza Chile, una fundación público-privada que busca movilizar de forma eficiente, transparente y efectiva recursos hasta ahora inexistentes para la conservación. Así como fortalecer el presupuesto público en la materia. Instituciones como esta existen desde hace décadas en América Latina y han movilizado más de 2 mil millones de dólares hacia esta actividad clave para la sustentabilidad, transformándose en un pilar de financiamiento y de fortalecimiento de capacidades territoriales, integración de actores y gestión integrada.


El Fondo Naturaleza Chile basa su trabajo en principios que son intrínsecos de la vida: la colaboración y la gestión en los territorios. Está conformado por actores diversos, con paridad de género, representación de pueblos indígenas y territorial. Es un espacio convocante que articula actores de la sociedad para una conservación de la biodiversidad amplia, inclusiva e integral, promoviendo el diálogo y fomentando esfuerzos colectivos para potenciar el trabajo de todos y todas para la protección de la naturaleza.


El Fondo Naturaleza Chile busca saldar la deuda de financiamiento para la conservación efectiva a través de un mecanismo que cumple con los más altos estándares internacionales y que replica un exitoso modelo de inversión y financiamiento utilizado por más de 30 años a nivel mundial para la conservación de la Naturaleza. Es un espacio que convoca a todos los actores: el sector privado, la academia, la sociedad civil y los medios de comunicación, a hacer simbiosis para la conservación efectiva de nuestros bosques, costas, humedales, y otros ecosistemas, pudiendo demostrar al mundo el compromiso de Chile en la COP15 de Biodiversidad para alcanzar la protección efectiva del 30% de la Naturaleza al año 2030.


Nuestra biodiversidad es nuestro bien común más preciado. Su conservación nos interpela a todos y todas a lo largo y ancho de nuestro país, abriendo posibilidades insospechadas de transformación social y económica. Este trabajo precisa de recursos, los que, en un país de ingreso medio como Chile, están contenidos en sus diversos actores económicos, especialmente privados. El fondo Naturaleza Chile es un puente que impulsa el encuentro de todos y todas para impulsar y concretar acciones que cuiden y protejan nuestro capital natural y aporten de manera concreta a la construcción de la sustentabilidad de cada uno de nuestros territorios.

91 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page